Artículo: Cuatro mega parques urbanos se proyectan para la conurbación en los próximos 8 años

/blog/Noticias
2018-12-28

El más grande lo constituirá el Parque Metropolitano Cerro Grande, con más de 80 hectáreas. A éste se suma el Humedal El Culebrón y Las Rocas, en Coquimbo y el parque intercomunal Quebrada de Peñuelas, que conectará a ambas comunas. El objetivo es duplicar la cantidad de metros cuadrados de áreas verdes que existen por habitante a la fecha en la región. Según las cifras del Catastro Parques Urbanos 2017-2018 dado a conocer en septiembre por el ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu), en la Región de Coquimbo existen a la fecha 249 hectáreas de parques, lo que equivale a 4 metros cuadrados por habitante. Estas cifras igualan en promedio a nivel nacional, pero equivalen a menos de la mitad de los 9 metros cuadrados que recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS). Si la medición se hace a nivel de la conurbación, arroja que entre La Serena y Coquimbo existen 187 hectáreas de parques, con 4,5 metros cuadrados por habitantes, manteniéndose aún muy por debajo de la recomendación a nivel global.

Por esta razón, el Minvu anunció un ambicioso plan nacional de desarrollo de parques urbanos, que en la conurbación se traducirá en la construcción, en los próximos 8 años,  de 4 recintos de este tipo. Se trata de Cerro Grande (La Serena), El Culebrón (Coquimbo) Las Rocas (Coquimbo) y el Parque Intercomunal Quebrada de Peñuelas (en la intersección entre ambas comunas). “Lo que queremos con la construcción de estos parques es llegar al menos a doblar ese número y por lo menos contar con 10 metros cuadrados por habitante. Va en esa línea de poder entregar más ciudad, más espacios verdes a la comunidad”, sostuvo el seremi de esta cartera, Hernán Pizarro. La autoridad recalca que incluso hoy existe un proyecto de Ley  para que esta cartera pase a denominarse ministerio de la Ciudad y la Vivienda “y en ese sentido los parques, los espacios públicos y áreas verdes en general son un elemento central en este desarrollo”, puntualizó.  

PARQUE METROPOLITANO CERRO GRANDE

El desarrollar un gran parque urbano en los terrenos del Cerro Grande en La Serena ha sido uno de los grandes anhelos de la capital regional. Se vienen realizando propuestas en esta materia incluso desde los años 70, que aspiraban a integrarlo a la urbe como un espacio de recreación y esparcimiento, algo similar a lo que es el Parque Metropolitano en Santiago. El seremi del Minvu, Hernán Pizarro, detalla que se definió realizarlo en una sola etapa, en la cual se intervendrán 80 de las más de 150 hectáreas con las que cuenta el terreno. “La Serena y Coquimbo ya están catalogadas como una zona metropolitana, tenemos casi 500 mil habitantes, por lo cual se definió que fuera metropolitano”, precisó. Los trabajos, que se emplazarían en la planicie sur del cerro, consideran recuperar el sector privilegiando la flora nativa, pero cuidando de no influenciar demasiado el entorno.

Se establecerá en primer lugar un control de acceso, para mejorar la seguridad, cierre que se planea con el sistema de pircas. Al ingreso, se ubicarían los servicios, con una oficina de administración, un centro de difusión, baños, bodegas e incluso un invernadero y una compostera. También se habilitarán juegos infantiles musicales y una zona de fitness, de preparación para quienes van a desarrollar deportes. Para ello, se habilitarán senderos para caminatas y trakking, al igual que miradores en ciertos puntos que servirán para el descanso y la observación. Asimismo, contará con doslugares de estacionamientos (sur y norte) además de un rocódromo donde se podrá practicar escalada y zonas de sombreaderos. “Se van a hacer senderos, va a haber una intervención, pero va a ser a escala humana y sostenible, no le vamos a poner tanto fierro y cemento, sino que más bien vamos a adecuar y a buscar las condiciones para que las familias, sobre todo los niños, los adultos mayores, puedan ascender al cerro”, sostiene Pizarro.

En este sentido, agrega que se considera miradores, se van a habilitar en lugares donde hoy día no existe nada “donde puedan ofrecerse servicios ya sea de cafetería, baños, lo que hoy no está presente”. Respecto del avance que registra, la autoridad indica que para el 2019 se espera culminar con las participaciones ciudadanas, de manera de lograr el RS (Rentabilidad Social) del diseño, de manera de poder iniciar los trabajos durante el 2020. Se estima que éstos podrán extenderse durante 2 años. “Se va a hacer en una sola etapa, porque nos hemos concentrado solamente en intervenir 80 hectáreas, de lo contrario se hace demasiado pesado poder mantenerlo. Es más bien la ladera sur, donde están las antenas hacia el otro lado”, puntualiza.

También se está estudiando la forma de administración y mantenimiento. La autoridad regional reconoce que actualmente la gran traba para realizar este tipo de obras es quién financia su mantenimiento en el futuro. “Tenemos que buscar el modo de licitarlo, hacer un modelo de gestión, porque hoy el problema que tienen los parques es que el financiamiento para la mantención no existe. Entonces, hay que hacerse cargo de eso y ahí es donde el ministerio está tomando un poco más de protagonismo respecto a la conservación”. Además existen otros puntos por resolver. Uno de ellos es el acceso al agua “porque queremos hacer una pileta, una piscina, pero queremos utilizar bien este recurso que es tan escaso. Estamos en esas tratativas hoy día, con la empresa privada, buscando alternativas”. En este sentido, trascendió que se está realizando gestiones con los regantes del canal Bellavista (que pasa por el predio) para ver la forma de construir un nuevo marco partidor y contar con las acciones de agua necesarias para su óptimo funcionamiento. Se realizarían también conversaciones con una empresa minera para conectarse a una de las tuberías con las que cuenta en el Cerro Grande. Otra de las dificultades con las que se han encontrado es que ha habido algunos cuestionamientos de los vecinos del entorno por lo que serán los accesos al recinto, porque puede implicar algunas expropiaciones, las que se espera resolver a través de las participaciones ciudadanas.  

PARQUE HUMEDAL EL CULEBRÓN


Este recinto está pensado como un parque de conservación del humedal existente en la desembocadura del afluente de la cuenca El Culebrón, que tiene la condición de área protegida. Cabe destacar que, posterior al tsunami del 2015, se identificó como un elemento natural de mitigación de un tsunami, por lo que se consideró que es de vital prioridad su conservación. “Es un proyecto que es muy relevante también, porque va a mejorar las condiciones del borde costero, ya que ese humedal cumple una función también de línea de contención ante un posible tsunami”, sostiene el seremi. Se trata de una superficie de 21 hectáreas en total, las que tendrían una inversión estimativa de $7.500 millones. Hernán Pizarro explica, eso sí, que se dividió en dos etapas. La primera de ellas, desde el borde costero hasta la quebrada, se anexó al plan maestro de recuperación que se está desarrollando en el barrio Baquedano.

Fuente: diarioeldia.cl