Artículo: En La Serena construyen Centro de Conservación e Investigación Arqueológica

/blog/Noticias
2018-09-27
En 2004 el Servicio de Evaluación Ambiental de la Región de Coquimbo aprobó la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) del Proyecto Integral de Desarrollo Minera Los Pelambres. Éste incluía la construcción de un depósito de relaves en el Valle del Mauro, comuna de Los Vilos. Debido a la riqueza arqueológica de esa zona la empresa debió suscribir un plan para garantizar la conservación e investigación de los hallazgos identificados en el lugar.
Fue así como se crea el Parque Rupestre en el Fundo Monte Aranda, en las inmediaciones de Caimanes, donde se ubicaron los 250 petroglifos encontrados en el lugar respetando la ubicación original en que se encontraban.
Adicionalmente, para todo el resto de los hallazgos obtenidos tras una de las mayores campañas arqueológicas realizadas en Chile, se propuso la construcción de un Centro de Conservación e Investigación, el que se proyectó como el lugar de destino definitivo de las 1.462 cajas con material arqueológico rescatado, y que será utilizado para la conservación e investigación.
 
Recinto:
 
La construcción de este recinto, a un costado del Museo Arqueológico de La Serena, se inició en el mes de julio pasado y se contempla esté finalizado el segundo semestre del 2019. En el intertanto, los materiales arqueológicos se encuentran albergados en un depósito temporal en Coquimbo y están siendo monitoreados periódicamente.
"Este Centro permitirá potenciar el trabajo que realiza el Museo Arqueológico de La Serena, ya que complementará su labor actual de difusión con la de investigación, abriendo un nuevo lugar para fomentar esta ciencia a nivel nacional. Con esto se amplía la red de espacios de conservación e investigación arqueológica existentes en Chile, a la vez que ponemos en valor el patrimonio arqueológico de la Provincia de Choapa", indicó Jorge Araneda, gerente Asuntos Públicos Minera Los Pelambres.
El inmueble que fue diseñado para cumplir con condiciones de humedad y temperatura adecuadas para el almacenamiento de restos arqueológicos de origen mineral, vegetal y animal, además contará con un laboratorio y su equipamiento.
El edificio, con inversión de US$ 2.5 millones, tendrá 832 metros cuadrados, un ascensor montacarga, puertas y corredores con anchos (sobre 120 cms) que responden a las necesidades de movimiento de carga internas, vías de evacuación y de accesibilidad universal. El diseño del inmueble fue realizado por el reconocido arquitecto Alejandro Aravena, quien el 2016 obtuvo el premio Pritzker, máximo galardón del mundo de la arquitectura a nivel mundial.
Una vez que la obra sea recepcionada por la autoridad, Minera Los Pelambres donará el inmueble al Museo Arqueológico de La Serena.